turismo en caldas

Cómo la pandemia afectó al turismo

Juana Carolina Londoño

Escrito por Juana Carolina

El sector mundial de turismo y viajes podría perder unos 2.700 millones de dólares por el impacto de la pandemia del coronavirus

“Despertar rápido para poner en marcha acciones concretas es esencial para que podamos hacer frente a este reto compartido” OMT

El sector mundial de turismo y viajes podría perder unos 2.7000 millones de dólares por el impacto de la pandemia del coronavirus, que también pone en riesgo cerca de 100 millones de puestos de trabajo.

La suspensión de las visitas internacionales por parte de China, los que más gastan por viaje del mundo, como uno de los principales causantes de la crisis, con «enorme impacto» en el resto de las economías. La agrupación del sector privado calcula que el turismo conforma el 10,3 % del producto interior bruto (PIB) mundial.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) espera que este año el turismo internacional caiga un 45 %, una cifra que podía elevarse al 70 % si la recuperación se prolonga hasta septiembre. Los ministros de Turismo del G20 se reunieron virtualmente el pasado viernes y encargaron a un grupo de trabajo que identifique los desafíos que enfrenta el sector y sugiera medidas para estimular su recuperación y se comprometieron a ayudar a los negocios del sector turístico, emprendedores y trabajadores a que se adapten y crezcan en la nueva era poscrisis.

CONTEXTO INTERNACIONAL

ORIENTE MEDIO

Según datos del WTTC, las economías de Oriente Medio se encuentran en la fase cuatro del impacto, después de China, Europa y Estados Unidos, y podrían perder unos 2,6 millones de empleos y 96.200 millones de dólares en 2020.

Arabia saudí ha sufrido un importante golpe a su economía con la suspensión de las peregrinaciones menores, que hacían del turismo religioso una importante fuente de ingresos, y podría incluso suspender la peregrinación más importante, el ‘hach’ anual, si la situación lo requiere. El reino, que el pasado septiembre comenzó a emitir visas de turismo y en los últimos años ha invertido miles de millones de dólares en promocionar el país como lugar turístico, anunció este domingo la reanudación de algunas actividades económicas manteniendo las medidas sanitarias.

Emiratos Árabes Unidos, por su parte, ha pedido al consejo directivo de la Expo Dubái 2020 que retrase hasta el año que viene este evento que se esperaba ayudase a impulsar la economía de esta ciudad, nodo económico y de comunicaciones internacional.

Según una encuesta de la agencia de manejo de crisis Global Rescue, el 91% de los participantes están dispuestos a someterse a pruebas médicas si esto significa que pueden viajar, algo que podría ayudar a una ligera recuperación del sector.

El sector turístico, uno de los principales motores del sistema productivo, se enfrenta a una situación nunca vista. La crisis sanitaria producida por el coronavirus no solo ha puesto nuestra salud en jaque. Trasciende mucho más allá, afectando a la libertad y seguridad de las personas, al empleo y a la economía.

El turismo, la industria de la felicidad, que florece y enriquece la vida de las personas en la sociedad del bienestar, está siendo sin duda, uno de los sectores más damnificados ante toda esta situación.

 

UNA GRAN OPORTUNIDAD

Ahora es el momento de sacar lo mejor de nosotros mismos y aprender las lecciones que esta crisis nos vaya a dar. Debemos reflexionar, dejar de lado los egoísmos y abanderar el sentido común, intercambiar ideas y brindarnos entre todos apoyo emocional, pero también de inteligencia de mercado. Démosle la vuelta y veamos esta crisis como una oportunidad para sentar las bases hacia un modelo económico y un sector mucho más respetuoso y sostenible.

Si algo nos va a enseñar esta crisis es a tomar conciencia de nuestra responsabilidad individual y poner en marcha de una vez el respeto, la generosidad y el esfuerzo comunitario.

El turismo debe reconocerse como pilar clave para construir un futuro mejor en todas las regiones del mundo. Las recuperaciones del pasado demuestran que la importancia de nuestro sector no puede nunca sobreestimarse.

En Europa, el principal destino turístico del mundo, el sector generó el pasado año más de 407.000 millones de dólares de los EE.UU. en ingresos por turismo internacional, lo cual proporcionó más de 27 millones de puestos de trabajo. Y esos puestos de trabajo son una cuerda salvavidas para las comunidades, así como para los miembros más vulnerables de la sociedad.

La etiqueta #ViajaMañana resume este lema de solidaridad y esperanza, mediante el que la Organización Mundial del Turismo (OMT) exhorta a la responsabilidad compartida de viajeros y del sector del turismo alrededor del mundo para hacer frente a la pandemia del coronavirus COVID-19.

Descubrir culturas diferentes, ejercer la solidaridad y el respeto, cuidar el medio ambiente, continuar aprendiendo, fomentar empleo digno, desarrollo y sostenibilidad, generando nuevas oportunidades para todos. Estos son los valores de fondo del turismo que defiende la Organización Mundial del Turismo y que marcan la campaña #ViajaMañana.

 

Así, #ViajaMañana se convierte en el hilo conductor de la respuesta de la Organización Mundial del Turismo a la crisis actual, resaltando los valores duraderos del turismo

La campaña digital ha tenido una gran repercusión en redes sociales y está siendo acogida por un creciente número de países, destinos y empresas vinculadas al turismo, ciudades, medios de comunicación e individuos de todo el mundo. Países como Alemania, Marruecos, Mongolia, Omán o Uruguay, y ciudades como Bogotá o Viena, ya han hecho suya la etiqueta #ViajaMañana, amplificando la voz de un turismo unido frente a este desafío mundial sin precedentes.

“El turismo ha demostrado históricamente que es un motor clave para la recuperación internacional, y debemos empezar a prepararnos desde hoy para construir las bases de la resiliencia futura del turismo”, afirma el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili.

turismo

Quedarse en casa hoy significa poder viajar mañana”

Comité de crísis

El Comité Mundial de Crisis para el Turismo, presidido por la OMT también ha respaldado esta iniciativa en el marco de las recomendaciones que ha elaborado para hacer frente a esta crisis. “Nuestra respuesta debe ser rápida, coherente y unida con el fin de que pronto podamos todos volver a viajar y lo hagamos de una forma más segura, sostenible y respetuosa, aprendiendo de las lecciones de la crisis actual”, concluye Pololikashivili.

Entre las recomendaciones respaldadas por el Comité destaca la necesidad de apoyo financiero y político a medidas de recuperación dirigidas al sector turístico, en coordinación con las organizaciones internacionales de desarrollo, para mitigar el impacto de COVID-19 en el empleo, proteger a los más vulnerables y acelerar la recuperación.

Las directrices para el desarrollo sostenible del turismo y las prácticas de gestión sostenible se aplican a todas las formas de turismo en todos los tipos de destinos, incluidos el turismo de masas y los diversos segmentos turísticos. Los principios de sostenibilidad se refieren a los aspectos medioambiental, económico y sociocultural del desarrollo turístico, habiéndose de establecer un equilibrio adecuado entre esas tres dimensiones para garantizar su sostenibilidad a largo plazo.

El turismo sostenible debe dar un uso óptimo a los recursos medioambientales, que son un elemento fundamental del desarrollo turístico, manteniendo los procesos ecológicos esenciales y ayudando a conservar los recursos naturales y la diversidad biológica.

Respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas, conservar sus activos culturales y arquitectónicos y sus valores tradicionales, y contribuir al entendimiento y la tolerancia intercultural.

 

Asegurar unas actividades económicas viables a largo plazo, que reporten a todos los agentes unos beneficios socioeconómicos bien distribuidos, entre los que se cuenten oportunidades de empleo estable y de obtención de ingresos y servicios sociales para las comunidades anfitrionas, y que contribuyan a la reducción de la pobreza.

El desarrollo sostenible del turismo exige la participación informada de todos los agentes relevantes, así como un liderazgo político firme para lograr una colaboración amplia y establecer un consenso. El logro de un turismo sostenible es un proceso continuo y requiere un seguimiento constante de sus incidencias, para introducir las medidas preventivas o correctivas que resulten necesarias.

El turismo sostenible debe reportar también un alto grado de satisfacción a los turistas y representar para ellos una experiencia significativa, que los haga más conscientes de los problemas de la sostenibilidad y fomente en ellos unas prácticas turísticas sostenibles.

La Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), reveló que las pérdidas que ha generado la cuarentena para este sector de la economía superan el 90%.

“Tenemos más de un 90 % de pérdidas por dejar de recibir ingresos durante esta semana santa; esta época es una de las fechas más importantes del año en materia vacacional”.

“Los primeros tres meses de cada año también son muy importantes para el sector de las agencias de viaje, porque vendemos la semana santa y parte de las vacaciones de junio y julio”.

En ese sentido, las pérdidas son sin precedentes (…) una semana santa completamente atípica donde no hay vuelos, transporte terrestre, estamos confinados, no hay turistas”.

Se espera que luego del 27 de abril se logre rehabilitar en alguna medida el sector para empezar a ofertar paquetes turísticos con buenos precios, garantizando las medidas sanitarias.

El turismo pierde 18.000 M € de ingresos en Semana Santa (España)

2,5 millones de trabajadores y 400.000 empresas turísticas afectadas según FETAVE

Para esta Semana Santa han sido anulados más de 70.000 vuelos, lo que supone la pérdida de 10 millones de billetes de avión y más de 15 millones de noches de hotel, y sólo en el sector de los bares, restaurantes y el ocio nocturno, las pérdidas se sitúan entre 8.000 y 10.000 millones de euros, según la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (FETA).

El turismo español suma un balance «terrorífico» en Semana Santa por la crisis del coronavirus, con unas pérdidas de 18.000 millones de euros de ingresos que van a afectar a 2,5 millones de trabajadores de las 400.000 empresas turísticas, según la misma entidad.

Sin embargo, considera que las pérdidas «catastróficas» provocadas por la anulación de la Semana Santa pueden derivar en la falta de liquidez y la quiebra de decenas de miles de empresas turísticas.

Información de Cotelco

La operación hotelera en Colombia se encuentra paralizada y la ocupación en su punto más bajo, como consecuencia de la emergencia sanitaria y económica por el Covid-19, la cual afecta el país y la mayor parte del mundo.

 

De acuerdo con las cifras que recopila Cotelco, la ocupación hotelera del país sigue marcando mínimos históricos nunca antes vistos. Como consecuencia de la parálisis de operaciones, cerca del 50% de los hoteles han cerrado de manera temporal.

 

En el periodo del 8 al 25 de marzo de 2020, la disminución de ingresos asciende a 950.000 millones de pesos, siendo las ciudades de Bogotá, Cartagena, Barranquilla, Medellín, las más afectadas. En regiones como Quindío, Magdalena, San Andrés, Caldas, Tolima y Boyacá, la ocupación en los últimos días es en promedio del 0.5%.

 

La drástica disminución de ocupación en los establecimientos de alojamiento y dados los costos fijos, han llevado a que muchos hoteles decidan cerrar temporalmente su operación. Los que siguen abiertos atienden en promedio 2 a 4 huéspedes que realizan su cuarentena. El impacto en el sector será muy grande y la recuperación será muy lenta.

 

A nivel regional, los mayores impactos se ven en las ciudades capitales y las regiones donde el turismo tiene un peso significativo.

 

En Cartagena de Indias, la caída de ingresos se encuentra en 245.7 mil millones de pesos, la ciudad de Bogotá por su parte disminuye en 152.3 mil millones de pesos, seguido de Magdalena con 100.4 mil millones de pesos y Antioquia en cuarto lugar con 93.2 mil millones de pesos, producto del cese en las ventas de habitaciones, operaciones en alimentos y bebidas, y la cancelación de eventos.

 

Otros destinos con importantes impactos económicos, a raíz de la situación excepcional que se vive, son Valle del Cauca que ha acumulado caída de ingresos por 42.03 mil millones de pesos; Atlántico con 38.21 mil millones de pesos; San Andrés y Providencia con 28.69 mil millones; Quindío con 26.34 mil millones; Meta con 18.55 mil millones de pesos; otras regiones afectadas son, Risaralda, Tolima y Boyacá, cada una con diminuciones de 17.80, 16.55 y 9.81 mil millones de pesos, respectivamente.

Artículos Relacionados

Relcionados

LOS RETOS DE ESTA SEGUNDA PARTE DE LA LEGISLATURA.

En #FlashInformativo de Canal Congreso hablamos de los puntos esenciales de nuestra actividad durante la primera parte de la legislatura 2022 y los retos que asumiremos en esta segunda parte, en especial con las reformas estructurales que llegarán al seno del...

leer más

¿ES RESPONSABLE LO DICHO POR EL EXSENADOR BOLÍVAR?

A propósito de la polémica suscitada por declaraciones del ex senador Gustavo Bolívar por supuesta red de acoso sexual en el Congreso, en el diario La Patria Manizales nuestra posición sobre el particular. "Es una denuncia indeterminada la que se ha presentado y creo...

leer más

news

Suscríbete