REPRESENTANTE JUANA CAROLINA LONDOÑO ELEGIDA PRESIDENTA DE LA COMISIÓN SEGUNDA CONSTITUCIONAL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES.

Tras la sesión plenaria del órgano legislativo se oficializó la designación de los integrantes de las distintas comisiones constitucionales para el presente periodo, siendo la Representante caldense incluida entre los 19 Representantes a la Cámara que integrarán la comisión y en este primer periodo legislativo será la presidenta de dicha comisión que entre otros asuntos se encarga de conocer sobre temas relacionados con política internacional, fuerza pública, seguridad nacional, tratados comerciales, relaciones parlamentarias internacionales y comercio exterior.

“Asumimos un gran compromiso por el momento histórico que varios de los temas que trata esta comisión tendrá durante los próximos 4 años: cambios sustanciales en temas de defensa nacional que preocupan a los caldenses y Colombianos, los nuevos retos de la fuerza pública, la revisión que ha anunciado el entrante gobierno nacional a tratados de libre comercio como el vigente con Estados Unidos tema en el cual haremos defensa del sector empresarial de nuestro país”, conceptuó la legisladora Caldense.

Juana Carolina Londoño también formará parte de la representación nacional en el parlamento andino que es el órgano supranacional de la Comunidad Andina, instancia en la cual se armonizan las leyes de la región; se discuten los mecanismos para garantizar la participación ciudadana y se trazan los instrumentos para fortalecer la integración andina y latinoamericana.

La Representante caldense estará adicionalmente en la comisión legal de ética que tiene como función principal conocer y tratar los asuntos relacionados con el régimen de incompatibilidades e inhabilidades de los Congresistas. Será presidenta de esta comisión legal en el segundo año.

FRENTE COMÚN POR AEROCAFÉ.

La Representante Juana Carolina Londoño reafirmó su respaldo a la construcción del aeropuerto del café durante la reunión inter gremial que se cumplió con todas las fuerzas vivas del departamento.

«Aerocafé es desarrollo» señaló la dirigente caldense.

EMPRESARIO DEL CAMPO Y MI PRIMER CONTRATO CON EL ESTADO PRIMEROS DOS PROYECTOS DE LEY RADICADOS POR LA CONGRESISTA CALDENSE JUANA CAROLINA LONDOÑO.

Radicados ante la Secretaría General de la Cámara de Representantes quedaron las dos primeras iniciativas legislativas de autoría de la Representante Juana Carolina Londoño Jaramillo y que tienen por objetivo fortalecer el modelo productivo para los pequeños agricultores del país y abrir un mayor abanico de oportunidades para que los emprendedores accedan por primera vez a contratos con entidades públicas.

“Damos el primer paso en el cumplimiento de un compromiso de campaña, trabajar por lo importante.

Hoy le presentamos al país dos proyectos: “Empresario del campo” será el instrumento legal mediante el cual se lograrán mayores niveles de rentabilidad en la actividad agrícola a pequeña escala, de la mano de fortalecer la cadena de seguridad alimentaria e incentivar que la tecnología aplicada al campo facilite la generación de incentivos en la cadena de valor”, explicó la Representante Caldense.

Buscamos un gana/gana que le permita al pequeño productor ser socio de los proyectos de extensión que se den de la mano de los grandes empresarios, puntualizó la Congresista.

Frente a “mi primer contrato con el Estado” afirmó que con este se pretende que “todos los emprendedores del país puedan participar en las invitaciones públicas en la modalidad de mínima cuantía sin que tengan previa experiencia en contratación con entidades estatales”.

La norma propuesta garantizará que se disponga en todas las entidades estatales de por lo menos el 20% de oferta de contratos de mínima cuantía con destinación a los microempresarios y emprendimientos juveniles que tengan entre 12 y 42 meses legalmente establecidos.

Será herramienta para fomentar el crecimiento, la formalización y la generación de empleo en medio de la reactivación pospandemia.

POSTURAS CLARAS

Como bien dice la sabiduría popular, no hay plazo, que no se cumpla, ni deuda que no se pague.

Llegaron y se fueron las elecciones al congreso y nos deja un saldo claro de con qué quedamos y qué debemos hacer. Las elecciones nos evidenciaron el crecimiento de la izquierda en el país.

El retroceso o el estancamiento de las fuerzas políticas tradicionales y el enorme desafío que tenemos para evitar que las fuerzas de izquierda ganen las elecciones presidenciales profundizando la incertidumbre, y por ende minando la confianza de los inversores con el impacto que eso tiene en la economía, en el empleo, en el bienestar y en la posibilidades de progreso.

La democracia fortaleció la vocería de sectores de izquierda con una visión del país distinta a aquella en la que nosotros creemos. Daremos la batalla en el Congreso con decisión, claridad y representando con energía los intereses de Caldas.

Son muchos los desafíos que se avizoran en el futuro regional y nacional. Es el momento de tener en claro lo que creemos con el fin de no titubear en su defensa.

La decisión que los Colombianos tenemos en la elección presidencial requiere de nuestra mayor claridad.

En ese sentido quiero decirles que yo creo en la familia como célula primordial de la sociedad. Cuando la familia se desintegra, o se debilita, se afecta la sociedad entera.

Debemos trabajar por la cohesión de la familia, por su bienestar, por su vocación de futuro y por esa cohesión que representa posibilidades y solidaridad cotidiana que es entendida como fuerza, optimismo y equilibrio emocional.

Creo también en el progreso afincado en el trabajo, la creatividad y la capacidad de lucha de cada individuo. Ese es un proceso en donde se forja el carácter y se afina la personalidad.

El asistencialismo trunca muchas capacidades y vuelve al individuo dependiente, anulando, muchas veces su fuerza para forjarse un destino a la medida de sus ímpetus.

No hay nada peor para la viabilidad de una comunidad que la presencia de esos “poca lucha”, como los llamaban nuestros mayores con toda razón.

Creo también en la propiedad privada como expresión de nuestra creatividad, nuestro trabajo, nuestro esfuerzo, nuestra libertad, nuestro progreso y nuestra posibilidad de legarle a nuestra descendencia el fruto de nuestro trabajo para que lo acrecienten o se resguarden en torno a él.

Creo en la libertad y el orden como bien lo plantea nuestro escudo nacional y defiendo la libertad de las personas siempre y cuando el ejercicio de ella no se traduzca en desconocimiento o violación de las libertades y los derechos de los demás.

Las sociedades necesitan conciencia de los demás y respeto hacia ellos. No puede ser que se ejerzan las propias razones anulando las razones de los demás.

Creo en la autoridad como fundamento del orden y defenderé la fuerza legitima del Estado como una garantía en beneficio de todos lo que aspiramos a convivir en paz y sin los riesgos de la inseguridad o el ejercicio arbitrario de las propias razones.

Creo en el sector privado como fuente concreción de ideas que se traducen en generación de riqueza, en empleo, en ingresos, en competitividad, en desarrollo, en progreso y en bienestar.

Vamos a proteger a ese sector e impediremos cualquier acción dirigida a desestimular o exprimir a un ámbito que necesita apoyo, acompañamiento y estimulo.

Ya habrá oportunidad de explicar en otro momento cómo creo también en las regiones, en los jóvenes, en las mujeres y en la conectividad.

LA HOJA DE RUTA HACIA EL FUTURO

Hace un par de días salió el reporte del 2021 de COLOMBIA TECH, un estudio liderado por KPMG, en donde se las identifican 1110 Starups que conforman el ecosistema de emprendimiento nacional que abarca 26 sectores de nuestra economía.

En este importante estudio participaron iNNpulsa Colombia, la ANDI, el CESA, la Cámara de Comercio de Bogotá y la Cámara de Comercio de Medellín. En el se evidencia la ebullición de un sector que recoge la creatividad, la tecnología, la visión y la vocación de visibilidad internacional de nuestros nuevos emprendedores.

Concluye el compendio, entre otras cosas, que nuestro país ha desarrollado un gran potencial en emprendimiento e innovación, en comparación con los demás países de américa latina. 

De los 26 sectores que se analizaron sobresale el ‘Fintech’, es decir, las relacionadas con el sector financiero y con las que se busca alcanzar una banca más ágil, competitiva, moderna, barata y amigable, que facilite, además, la inclusión financiera de amplios sectores de la población.

El estudio resalta también como la inversión en ciencia, tecnología e innovación creció 111,9% entre 2010 y 2019, lo cual evidencia que ha habido una política consecuente e inteligente que ha sido respetada por los distintos gobiernos. Eso es algo que hay que resaltar y continuar.

En el mismo reporte se establece algo que debería preocupar a Caldas, y es, que el 80% del total de empresas emergentes están en Bogotá y Antioquia, con el 60,42% y el 20,17%, respectivamente.

Nuestro departamento tiene la creatividad, el empuje empresarial, la visión y el elemento humano para recortar esa distancia con esos dos polos territoriales.

Ese desafío debe marcar nuestra agenda pública y buscar la forma más efectiva de incentivar y apoyar iniciativas tecnológicas en las que podríamos sobresalir. Necesitamos es concientizarnos, organizarnos, presupuestarnos, actuar y sorprender. Este es el futuro y nuestro departamento no puede quedarse atrás, tenemos lo necesario para competir y ser exitosos.

En el documento resumen también se enfatiza que “Colombia es hoy un país atractivo para la inversión en emprendimientos, fondos internacionales como YCombinator, Tiger Global, Softbank, Monashees, Goldman Sachs y Andreessen Horowitz los cuales han invertido cerca de USD 4.300 millones en emprendimientos colombianos, la cifra más alta del denominado ‘Venture Capital’ en los últimos 8 años”.

Eso quiere decir confianza y capacidad por parte de nuestros emprendedores. El gobierno actual, y eso hay que destacarlo, ha movilizado $1,43 billones a través de diferentes mecanismos, y por primera vez se creó un programa enfocado a escalar empresas, lo cual ha dado resultados, pues, a la fecha, 208 empresas han aumentado sus ventas en más de $7.000 millones.

Ese es el camino que tenemos que recorrer como país y como región. De acuerdo con el Global Innovation Index del 2020, somos el 5 país en América Latina en materia de innovación, después de Chile, México, Costa Rica y Brasil.

En el mundo el primero es Suiza y nosotros somos el 68.

En ese análisis se evalúa cuáles economías se mantienen constantes en materia de Venture Capital, investigación y desarrollo, espíritu emprendedor y producción de alta tecnología. Es mucho lo que hay que hacer, es mucho lo que hay que pensar, es mucho lo que hay que incentivar. Caldas debe remangarse la camisa y empezar a trabajar en esta dirección.

Esto es el futuro, y por ende, lo importante.